Calderas de Gas Natural Junkers

Si tu instalación de gas no para de fallar y cada día es más frecuente que te quedes a medias mientras te duchas, es hora de renovarse. Las calderas tienen un tiempo de vida y no son eternas, recordemos que es un elemento que trabaja a elevadas temperaturas, sufre la circulación constante de agua y además puede sufrir depósitos de cal que provocan puntos calientes dentro circuito. Todo ello forma un coctel que provoca un desgaste del aparato.

En estos momentos de Latiendadegasnatural os recomendamos optar por la renovación y dentro de la enorme oferta existente nuestra recomendación, es sin lugar a dudas, las calderas de gas natural junkers.

Esta marca fabricante de calderas de extrema calidad es una división de la conocidísima marca Bosch, referente de calidad en electrodomésticos, aparatos de consumo del hogar y de la industria.

Optar por renovar la instalación es apostar por el ahorro sobre todo si la idea es ir a calderas gas natural, ya que utilizando esta fuente de energía el ahorro en el consumo lo tenemos garantizado y también la tranquilidad de contar con una instalación muy segura en el hogar. Ya que es necesario recordar que las tan comunes bombonas de gas butano, no son más que recipientes que contiene un gas a muy alta presión, con lo que estamos hablando de una pequeña bomba en potencia.

Calderas de gas natural Junkers: Una instalación sencilla y rápida

Así podemos definir perfectamente como es el paso del gas butano al gas natural. Es una instalación rápida y sencilla, cambies o no tu caldera en tan solo una mañana o una tarde puedes tener toda tu instalación de agua caliente sanitaria renovada.

Desde Latiendadegasnatural recomendamos aprovechar el cambio para renovar tu vieja caldera, ya que las calderas actuales realizan una regulación perfecta del flujo de gas natural, logrando así reducir mucho el consumo y adaptarse perfectamente a la demanda de agua caliente, evitando de este modo tener que estar regulando el caudal de gas y de agua en la caldera con cada cambio de tiempo.

Si aún se prefiere conservar la caldera existente, la intervención sobre ella es muy sencilla, tan solo es necesario realizar el cambio de los inyectores de gas, ya que el gas natural necesita un diámetro diferente que el gas butano. Estos inyectores de gas se sitúan dentro de la cámara de combustión, pero esta es fácilmente accesible retirando tan solo la carcasa que cubre la caldera.

Por el resto la instalación solo se centra en colocar una pequeña tubería de cobre desde la caldera a la cometida principal e interponer el contador de gas, necesario para medir el consumo y poder facturar este.

Calderas de gas natural Junkers