Lo habitual en España ha sido durante años utilizar esa típica bombona de gas butano naranja, pesada e incómoda de transportar. El butano se ha usado y se usa mucho en nuestro país como fuente de energía para obtener en casa agua caliente sanitaria y para cocinar, aunque esto último casi en desuso.

El uso de las bombonas tiene una serie de inconvenientes, sobre todo derivados del propio envase, se trata de un recipiente pesado que es difícil de manipular y más aún si hablamos de personas mayores o personas con movilidad reducida. Además tener gas butano en caso nos obliga a tener por lo menos una bombona de repuesto, con lo que tenemos que reservar un espacio para ambas bombona, la que está en uso y la de repuesto. También es muy usual y todo los usuarios de butano lo han sufrido, la bombona que se termina o agota y nos coge en la ducha, con lo que nos deja a medias y nos obliga a salir a cambiarla, a ducharnos con agua fría o en el mejor de los casos, esperar a que un familiar nos cambie la bombona.

Todo esto se termina desde el momento en el que un instalador de gas natural domiciliario pisa tu casa, es el punto de inflexión hacia el confort y la comodidad de recibir en tu casa mediante una tubería el gas natural al igual que llega el agua a tu casa.

Latiendadegasnatural cuenta con instaladores de gas natural con mucha experiencia en el sector, con los que tu salto al gas natural será rápido y confortable.

¿Cómo cambiar a gas natural?

El cambio de gas en un domicilio es una operación muy sencilla y sobre todo rápida. Nosotros podemos tramitar todo el proceso con la empresa suministradora, con lo que se puede decir que una vez te decides, latiendadegasnatural te da un proceso de cambio llave en mano. Todo, la instalación, la adaptación o cambio de caldera y la inspección y certificación de la instalación.

Para realizar el cambio de gas, se debe actuar en dos puntos, primero es realizar la cometida desde la calle a tu caldera. Para ello es necesario colocar una tubería fina de cobre desde la caldera a la cometida principal o tubería principal de la empresa suministradora. En esta se colocará el contador de gas, que medirá el consumo en el hogar y también se dispondrán dos llaves de paso de gas, una entre la tubería principal y el contador, y otra justo a la entrada de la caldera.

Si vamos a aprovechar la caldera existente solo es necesario cambiar los inyectores de gas del quemador de la caldera por otros especiales para gas natural, que cuentan con otro calibre diferente.