Instalar una caldera de gas natural o de cualquier otro tipo puede parecer un trabajo poco complicado que tal vez pueda hacer un fontanero cualquiera, pero no es así y no hay que confiar en quien lo afirme. Solo instaladores de calderas de gas natural acreditados y autorizados expresamente por Industria para hacer este trabajo pueden encargarse de él.

No se trata de una cuestión de menor importancia. El gas es seguro si se trabaja bien, en cambio si se manipula una instalación sin conocimiento y sin la formación necesaria lo mejor que puede pasar es que los equipos se estropeen en poco tiempo, lo peor es que ocurra algún tipo de accidente.

instaladores de calderas de gas natural

Por esta razón, conviene contar solo con profesionales a la hora de instalar una caldera de gas, sea del tipo que sea. Además, no hay que olvidar que las compañía suministradoras exigen siempre una serie de documentación y trámites que solo pueden realizar los técnicos autorizados para ello.

No solo para instalaciones, también para otros muchos trabajos se necesita contar con un profesional acreditado. El más habitual es el de las revisiones periódicas a las que obliga la ley a todas las instalaciones que funcionan mediante gas. No pasarlas puede suponer una sanción.

Certificados de gas

También se necesita la labor de instaladores de gas natural  autorizado para dar los denominados “certificados de gas”. En ocasiones, las inspecciones de las compañías suministradoras sacan a la luz defectos en las instalaciones que pueden suponer incluso su precinto hasta que se hayan resuelto. Problemas en tomas, salidas de humos, fugas, piezas en mal estado o caducadas…

instaladores profesionales de calderas de gas natural

Solo un instalador autorizado puede reparar y certificar que los problemas de la instalación han sido solucionados con garantías. Ese es el certificado de gas que la suministradora exigirá para restablecer el servicio si este ha llegado a cortarse.

Es importante, por tanto, acudir solo a profesionales capacitados y perfectamente acreditados para realizar este tipo de trabajos en los que hay que extremar la seguridad de las instalaciones y por supuesto de los usuarios.