El agua caliente es un elemento fundamental en la vida cotidiana, pero hay más de un método para conseguirlo, cada uno de ellos con sus ventajas y sus inconvenientes. Aprovechar nuestras ofertas calentadores a gas natural es una magnífica forma de disfrutar de este servicio de manera rápida y constante.

En muchas ocasiones, cuando no se tiene en casa caldera para la calefacción, la pregunta más común es ¿calentador o termo eléctrico? Son dos sistemas absolutamente diferentes. Veamos qué ventajas ofrece un calentador de gas frente a uno eléctrico:

  • Un calentador de gas no necesita estar en funcionamiento mucho antes de que se abra el grifo. El agua se calienta en el momento en el que vamos a usarla. En el caso del termo, este debe calentar previamente el agua y almacenarla, por lo que necesita estar en funcionamiento antes de su uso.
  • Un calentador de gas no necesita estar siempre en funcionamiento, solo el tiempo necesario para usar el agua caliente. Algo que no ocurre en los termos, que deben de estar siempre enchufados para mantener el agua almacenada a una temperatura constante.
  • En el caso de los calentadores de gas no hay límite de agua caliente, algo que no ocurre en los eléctricos, una vez agotada la capacidad almacenada habrá que esperar a que el aparato caliente más.
  • El calentador de gas es más barato porque calienta más rápido y no tiene que estar siempre funcionado. Además, en el caso del gas natural, se trata de un combustible más económico que otros.
  • Y, si el calentador además es de gas natural, aún hay una ventaja añadida, que el suministro es constante y no habrá que cambiar bombonas ni arriesgarse a que se agoten en el peor momento. El suministro de gas natural es continúo y llega canalizado hasta nuestra casa.

Cómo elegir un buen calentador

Ya hemos visto las ventajas y comprobado cómo funciona un calentador. De manera que se puede afirmar que la opción a gas natural es una buena elección para contar con agua caliente sanitaria en casa. Una vez decidido este aspecto, hay que elegir equipo y para ello nada mejor que contar con la experiencia y el conocimiento de expertos como nosotros.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de decidirse por un modelo u otro? El principal aspecto a valorar es el uso que vayamos a dar al aparato, según el volumen de agua caliente que necesitemos tendremos que elegir un aparato con mayor o menor potencia o mayor caudal de agua. Y no hay que olvidar el espacio y el lugar donde lo instalaremos. Por lo demás, un calentador de gas natural siempre es una buena elección.