A quién no le ha pasado que mientras se está duchando la caldera se apaga sin razón aparente y deja de suministrar agua caliente, con lo que te llevas una sorpresa desagradable. Queda gas butano en la bombona, pero no hay suficiente flujo de gas, puede ser debido a múltiples causas, aunque la mayor parte de las veces el problema viene por la vejez de la caldera actual y la necesidad de realizar un cambio inminente.

Si está harto de este problema necesitas las mejores ofertas de gas natural en calderas, no puedes dejar pasar la oportunidad de aprovecharte de nuestras ofertas. Desde latiendadegasnatural ponemos a tu disposición de una forma cómoda y rápida la mejor fuente de energía para proporcionar agua caliente sanitaria a tu hogar, el gas natural.

Pasar a gas natural son todo ventajas, desde el momento uno te despreocupas de que la bombona se te pueda acabar, de estar atentos al repartidor, de tener que cargar en tu coche la bombona e ir a la gasolinera a cambiarlas, etcétera.

Otra ventaja es el precio del propio gas natural, es mucho más económico que el butano, partiendo del simple hecho que llega a nuestro hogar mediante una tubería y no es necesario envasarlo a alta presión y repartirlo hasta los domicilios en camiones, el abaratamiento es directo y si a estos se le suma que el precio de la materia prima en sí también es más barata, a qué esperas para cambiar.

Existen ofertas gas natural con las que te puede ahorrar mucho, ya que es muy común que las empresas suministradoras bonifiquen el precio del alta e incluso lo regalen, o se pueda uno acoger a reducción en el precio de la instalación o financiación a coste cero en tu factura.

Cambiar a gas natural es rápido y fácil

Esos dos adjetivos definen perfectamente como es una instalación de gas natural. Tanto si tu caldera es necesaria cambiarla como si no, todo el proceso se lleva a cabo en el mismo día.

Primero se conecta la caldera a la tubería principal de gas natural que pasa por la puerta del domicilio, en ella se disponen tres elementos básico, primero una llave de paso, a continuación el contador de gas natural para medir el consumo y por último justo antes de la caldera una segunda llave de paso.

Si es necesario cambiar la caldera, solo el preciso quitar la vieja y conectar a la nueva a la tubería de gas y a las tuberías de agua, proceso muy sencillo. Si se va a aprovechar la existente, solo es necesario cambiarle los inyectores de gas.

Por último, un inspector revisa la instalación y da el visto bueno y emite el certificado.